viernes, 20 de noviembre de 2015

"Theylor Plaza" polifacético y genuino.


Theylor Plaza es Actor de teatro, cine y televisión. Licenciado en Teatro egresado de la Universidad Nacional Experimental de las Artes UNEARTE. Recientemente ganador del reconocimiento al Mejor Actor de la 6ta Temporada del Micro Teatro Venezuela 20015, por el monólogo “SPAIDELMAN” de Carlos Castillo, dirigido por Carlos Díaz.

Con diez años de experiencia actoral a nivel profesional, ha participado en un aproximado de más de veinte obras de teatro, musicales, infantiles y performance. Entre los cuales cabe mencionar “Yo Federico”, “Spaidelman”, “Preciosas Ridículas” , “Carne”, “Mágicus”, “Amanecí como con ganas de morirme”, “El principito”, “El pez que fuma”, “Alma llanera”, “¿Por qué canta el pueblo?”, “Extravíos”, “Anagnórisis”, “¿Diversos?”, “Fronteras”, “Todo por la ventana”, “A barrio Vivo”, “La vecina de enfrente” y “El cuervo” entre otras. En su recorrido por los escenarios del Teatro Venezolano ha trabajado con directores como José Simón Escalona, Carlos Díaz, Dairo Piñeres, Gioia Arismendi, Pepe Domínguez, César Sierra, Luis V. González, Nathalia Martínez, René Guerra, Alberto Ravara, Costa Palamides y Luis Domingo González, por mencionar algunos.

En el campo televisivo fue protagonista juvenil de la Telenovela “LAS BANDIDAS” una producción de TELEVISA-MÉXICO y RTI-COLOMBIA, en Co-Producción con RCTV-Internacional. Hecha en Venezuela. 

Actualmente se encuentra en la Obra de: Jan Thomas “Yo, Federico” Dirigida por: Dairo Piñeres, Viernes y sábados a las 7:30pm y domingos a las 7:00pm en el Celarg – Altamira.

Pudimos conversar con él y esto fue lo que nos dijo:

  • ¿Cómo se describe Theylor Plaza?
- Es muy complicado describirme, sólo puedo decir que, actuar me describe plenamente como soy o puedo llegar a ser.

  • ¿Cuándo decidiste que querías ser actor?
- Cuando tenía como siete años vi una Película en RCTV a media noche; Tomates verde fritos de Jon Avnet. Dicha trama, en ese momento era la ficción de mi realidad más palpable. Ahí entendí que eso era de mentira. Que era un juego. Y que yo quería estar ahí, dentro de la pantalla jugando a eso que parecía real. A los nueve años conocí el Teatro; participé en un viacrucis viviente de la Pasión de Cristo… y yo me sentí en Jerusalén. Ese día supe quien quería ser. 

  • Tu carrera se ha desarrollado tanto en teatro como en cine y televisión. ¿En qué medio te has sentido más cómodo?
- En el oficio de actor he aprendido a deshacerme de mis puntos de confort cuando trabajo. No se trata de estar cómodo, sino de saber muy bien qué es lo que estás haciendo. Si bien el teatro, el cine y la televisión son medios distintos a la hora de actuar. El medio conductor es el mismo: el actor / mente y cuerpo. 

  • Háblanos de tu paso por “YO, FEDERICO” ¿Tu personaje requería algún tipo de preparación especial?
- No algo más allá de lo que un actor hace cuando crea un personaje; investigar, leer, ver, pensar, sensibilizarse, y por supuesto el respectivo trabajo de calentamiento para conducir la energía hacia él. Pero Lorca se convirtió en una obsesión para mí, se convirtió en un pensamiento constante, yo necesitaba entender muchas cosas del mundo, del ser humano, para ponerme en los zapatos de Federico, quien murió tan injustamente asesinado por pensar diferente, por ser homosexual. Esas no son razones para matar a una persona, desde ahí conduje mi proceso de búsqueda. Desde la realidad misma.

  • ¿Tienes algún proyecto planeado para después de  ¿YO, FEDERICO ?
- Afortunadamente tengo muchas propuestas de palabra, sólo una en mesa. Pero de ser efectivas todas las demás, tendría todo el 2016 copado de trabajos teatrales. 

  • ¿Cuál ha sido tu experiencia más intensa dentro del arte?
- El Arte, es un mundo amplio mundo de maravillas para mí. Cercano a eso, sólo he estado vinculado directamente a la actuación porque es mi naturaleza. Sin embargo me he atrevido a vivir el entrenamiento de la danza y algo en el circo. Pero sin duda une experiencia intensa en el teatro, mi cuna, fue Spaidelman; un texto escrito y producido por Carlos Castillo para el #MicroTeatroVenezuela, dirigido por Carlos Díaz. Un personaje que removió muchas cosas de mi mismo, de mi vida, de mi pasado más cercano quizás. Humanamente sufrí mucho para lograrlo, pero fue necesario, porque el teatro nuevamente me salvaba de mí mismo, como otras tantas veces. Y valió la pena porque recibí el premio al mejor actor del #MicroTeatroVenezuela2015.    

  • ¿Cómo ves el Teatro venezolano en la actualidad?
- Sectorizado como siempre, hecho con las uñas como siempre o más que nunca. A pesar de eso creo en el teatro, en la gente que hace teatro, en la gente que cree en lo que hace. Eso es importante. Sólo falta que seamos un gremio unificado. Pero eso es muy difícil; tendrían que derrumbarse muchos egos.

  • ¿Qué estrella de la actuación persiste en tu admiración?
- Mi país está lleno de estrellas de la actuación, cada una con luz propia, cada uno con su duende. Pero en el mundo, en otras lenguas y en otros tiempos también hay estrellas, es ahí donde viene a mi mente Sofía Loren… una actriz que no puedo dejar de apreciar. Pero repito, en el mundo hay muchas estrellas de la actuación y doy gracias Dios por eso.  

  • Alguna pregunta que siempre hayas querido responder pero, que nadie te la ha hecho hasta el momento?
- La verdad, no sé cómo responder con otra pregunta. No le tengo miedo a las preguntas. Creo que le tengo más miedo a mis respuestas.  

  • ¿Cuál es la obra de teatro Venezolana que has visto mayor número de veces?
- Soy un hacedor de teatro, que a diferencia de muchos va al teatro. Trato de ver todo lo que puedo, por ende me cuesta mucho ver una obra más de dos veces. He visto muchas obras dos veces, pero más de eso no recuerdo.

  • ¿Qué es lo que no soportas en una obra de teatro?
- No soporto el teatro que se regodea en el ego de su creador. Creo más en el teatro hecho para el público en general.

  • ¿Qué ha sido "lo peor" que te ha pasado en una escena?
- Quedarme en blanco en medio de un monólogo. Es un instante feroz, horrible, tenaz, ahhhhhh es un abismo.

  • ¿Qué crees que es lo más difícil de actuar?
- Vivir. Tener experiencia de vida es lo más difícil.

  • ¿Hasta dónde quiere llegar Theylor Plaza?
- Actuar hasta morir de mis propias manos, luego ser cenizas y convertirme en un árbol. Como hacen los muertos en Canadá.

  • ¿Qué consejos les darías a los jóvenes que sueñan con incursionar en el mundo de la actuación?
- El talento nace, pero el actor se hace. Hay que formarse, un actor nunca deja de aprender. Hay que saber escuchar, no creer en todo lo que dicen los maestros, ser buenas personas. Uno hace su propio mundo creativo. Si se deja influenciar se convierte en un títere o en la foca del ego de otro. Hay que tener identidad. Un actor sin personalidad es una sombra del teatro.

Jorge Tovar E/cs 

No hay comentarios:

Publicar un comentario