sábado, 22 de noviembre de 2014

Manuel Alfonso Álvarez: Soñar aún es posible.

EN ENTREVISTA CON JORGE TOVAR




Manuel Alfonso Álvarez: Es un Luchador, soñador, poeta y amante del arte. Nació con una misión puesta por Dios, crear y contar historias a través de la magia del teatro. Es un torbellino de ideas y acciones las cuales se han personificado en muchos montajes, producciones inolvidables que desde ya forman parte de la historia del teatro en Valle de la Pascua.


Empezó sus estudios universitarios cursando la carrera de derecho, pero luego en el cambiante transitar del destino, siente la necesidad de abandonarla porque su vida, sus sueños y su verdadera pasión se concentraban en la dramaturgia. En el año 2009 crea la fundación cultural sin fines de lucro CLAP (Cultura, Lucha, Amor y Poder) junto a su hermana María Alfonsina Álvarez, Con el fin de ayudar al Joven Carlos Manuel Olivares,  quien en ese momento sufría de Leucemia Linfoblástica Aguda y quien por voluntad de Dios ya no se encuentra físicamente con nosotros, pero que seguirá siempre en los corazones de cada uno de los integrantes  y en la historia de la fundación.

Manuel poco a poco se ha convertido en uno de los directores más destacado en el estado Guárico, ha realizado un numero amplio de producciones teatrales como:  Princesas en crisis, Territorio de lobas, El show del hada Madrina I, II y próximamente la III, Los Imperfectos, Orgullosamente Locos, Los Invisibles, Un Extraterrestre llamado amor, Viudas de nadie, Las locuras de la princesa Anastasia, La Primera Vez siempre duele, quien en el mes próximo representará al estado en el encuentro nacional de jóvenes creadores de las artes escénicas CREAJOVEN 2014. Todas estas obras escritas por él y las cuales han dejando una marca positiva en el público local y han sido realizadas con el fin de rescatar la cultura y fomentar un cambio social.

 ENTRE SUS ÚLTIMAS PRODUCCIONES ESTÁN:
Apartamento XL, Despechadas y a la orden, SPT, El cisne, Mariala O, Cenicienta Super Star y la  última en estrenarse “Pares y Nines” la cual fue  la adaptación del clásico de José Luis Alonso de santos.


Indudablemente, Manuel es uno de los directores más prolíficos de la escena municipal.  En este mes, está de aniversario la fundación y ya se encuentra en la dirección de una nueva producción “EL SHOW DE LA HADA MADRINA” Más fuerte que la chicungunya. Que se estrena el próximo 28 de Noviembre.

MANUEL MÁS ALLÁ DE LOS ESCENARIOS
¿Cómo se Describe Manuel Alfonso Álvarez?
Describirme es una verdadera odisea. Pero creo que la mejor manera de hacerlo es como un soñador, poeta, que todavía conserva la utopía de creer en la humanidad. Soy un optimista sin remedio.

Algo que me causo curiosidad es que cursaste la carrera de Derecho… ¿Cómo un estudiante de derecho entra en el mundo del arte?
Estudié derecho, más por accidente que por convicción, pero lo mío realmente fue el arte, las letras, toda esta movida que hoy es mi vida. El Derecho fue un capítulo importante porque me ayudó a madurar, y siempre es bueno saber de leyes; pero desde siempre supe para que nací.


¿En qué momento especifico nace CLAP?
Vivía yo en Mérida, estudiaba tercer año de derecho y surge la necesidad de realizar actividades a beneficio de Carlos Manuel Olivares quien estaba convaleciente, decidí intentar con el teatro y ese fue el origen de lo que hoy es CLAP.

Como en todo comienzo siempre hay dificultades. Tu como creador de la fundación CLAP ¿cual crees que fue ese obstáculo que te costó sobrepasar?
Sin dudarlo: el poco compromiso de las personas hacia el arte. Los elencos eran inconstantes, no acataban directrices, se aburrían fácilmente, en principio faltó amor de su parte. Gracias a Dios posteriormente a eso los actores que llegaron y los que se mantuvieron le tomaron interés al proyecto. Aparte de todo la gente y sus tabúes no colaboraban en lo absoluto, veían este negocio como una pérdida de tiempo, pero esa misma gente con el tiempo ha ido haciendo las paces con el teatro y hoy en día me los encuentro en nuestras funciones.

¿Aún quedan talentos dentro de la fundación que fueron constantes, y que desde sus inicios todavía se mantienen?
Pocos, mi hermana y yo fuimos fundadores, Mercedes Hernández también ha trabajado recientemente con nosotros. De resto, los que están, se han ido incorporando en el camino. Unos van, otros vienen, y lo hermoso de todo es que la esencia de CLAP sigue viva y creciendo.

¿Si tuvieses que cambiar algo de los inicio de la fundación que seria, y por qué lo harías?
Sonará respuesta de Miss, pero no cambiaría absolutamente nada. Todo lo que viví es la consecuencia directa de como soy hoy. Y eso me agrada ¡Soy feliz con mi presente!

 Y esa es la clave, ser feliz. Si en este momento tuviéramos que hablar del teatro a partir de una definición ¿cuál sería la tuya?
El teatro es un modo de vida, es un medio transformador de almas. Es el arte de ser.

¿Cómo ves el Teatro venezolano en la actualidad?
Creciendo, aceleradamente. Se ha vuelto un medio noble que recibe a los actores sin discriminación y les permite ejercer. Está en su mejor momento en cuanto a auge.

Aparte de fundador, también eres escrito y director de CLAP. Ya son más de 14 obras que has escrito y a la misma vez dirigido. ¿En que se inspira Manuel Álvarez al escribir?
En la vida, en la gente, en el amor, en el odio, en la versatilidad del ser humano (Hoy te quieren mañana te odian) realmente inspiraciones sobran en un mundo tan pintoresco como este. Pero sobre todas las cosas me inspiro en la voz silenciosa de un pueblo al que no todos escuchan. Poco escribo sobre las élites.

¿Y como director, que crees que es lo más difícil?
Ser Guía, tutor y villano al mismo tiempos. A los directores nos toca ser villanos.

¿Cómo es tu relación con los actores cuando diriges?
Trato de ser lo más distante posible. Trato. Es el deber ser, más sin embargo soy muy comprensivo. Demasiado en ocasiones. Te lo decía en principio, soy un positivista sin remedio.

Ya son 6 años y cada vez fundación CLAP se hace sentir en valle de la pascua. ¿Crees que ha sido difícil llegar hasta donde están ahora?
Totalmente, y maravilloso que así sea porque lo que fácil viene fácil se va. Hemos tenido que luchar contra los prejuicios, la inclemencia, la mal sana competencia, la envidia. Pero en contraste a eso también ha habido un público maravilloso que nos apoya, nos aplaude y crece con nosotros. Ha sido difícil y me alegro.

Ya casi estamos culminando con la entrevista, pero ahora quiero que respondas siguientes preguntas de una manera concreta.

¿Qué estrella de la actuación persiste en tu admiración?

Sin dudarlo te diría que Flor Núñez

¿Cuál es la obra de teatro Venezolana que has visto mayor número de veces?

Realmente todas las he visto una sola vez. A excepción de las mías.

¿Cuál es el mal actor (o mala actriz) venezolano (a) cuyas interpretaciones tu, sin embargo, disfrutas?

No sería tan sentencial como para tildar a alguien de mal actor. Más sin embargo, Dayra Lambis actualmente actúa (Mal según mi opinión) y es tan bella que yo me lo disfruto.

¿Qué es lo no soportas en una obra de teatro?
Que los actores no proyecten la voz, eso me irrita.

¿Qué parlamento de tus obras sueles citar en  tus conversaciones?

Muchos, pero hay uno que siempre recuerdo. Y es una frase de Borges que recitó uno de mis actores en una obra "Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.


Y para finalizar

-¿Qué consejos les darías a los jóvenes que sueñan con incursionar en el mundo de la actuación?
No doy consejos, como dijera mi admirado Facundo Cabral, “Nadie puede dar consejos, no hay hombre que sea tan viejo”, pero si puedo recomendar: Que se atrevan, que trabajen duro. El mundo de la actuación es apasionante. Duro, pero apasionante. Háganse los sordos a las críticas y dedíquense a inmortalizar su historia.

POR: JORGE TOVAR

No hay comentarios:

Publicar un comentario