jueves, 30 de junio de 2011

Poesías y algo más... "sólo la verdad triunfa"


La verdad siempre vence. Porque las cosas ocultas tarde o temprano se saben. Los romances no duran porque el amor no puede crecer en secreto. Al estar en ese estado se pierde la esencia  de compartir los hechos de la vida diaria que ayudan a aumentar la capacidad de amar y ser amado. El amor debe crecer, porque si no lo hace se muere. Además que el amor es base para la vida, y junto  a otras ramificaciones son las que te impulsan a volar, y sobre todo a sentir el vuelo.

No dejes que el dolor te cierre la capacidad de sentir, el dolor es solo un tramo de púas para aprender a diferenciar entre el árbol de la felicidad y árbol cotidiano. Si es un dolor del pasado, úsalo y acéptalo, pero recuerda que los hoyos de arena, no se pueden tapar con paja,  por eso llénalo con el mismo material con que fue hecho el vacío.

La belleza proviene de un corazón feliz, no de un externo atractivo. La felicidad hace que la flor florezca y que esa belleza se complemente con una sonrisa sincera.

El que es sincero, goza del privilegio de que la verdad llegue a sus manos. Si te han engañado, alégrate de haber encontrado la verdad, y alégrate de haber creído y dado fe a esa persona. Porque algo importante es no perder la fe, y para tenerla debes conocer no creer. A veces no creemos, pero conocer el amor por ejemplo, es lo que nos hace creer, y así sucesivamente.

Lo más importante es llevar consigo siempre la verdad en su corazón. La sinceridad es una característica líder, porque ser sincero te hace líder de la verdad y del amor, del alma y del cuerpo. La mentira cae por su mismo peso, cae por su misma falsedad, cae porque carece de fluidez, porque es nerviosa, desacertada, misteriosa y porque un árbol no puede ser tapado por una sábana.

No importa si te han engañado, si has llorado, si no has vivido. El tiempo es ahora. Lo verdaderamente importante es tu sinceridad, olvidando el pasado y siendo un pájaro.

“El pájaro vuela, porque sus alas permiten comenzar a explorar nuevos terrenos, dejando todo lo que dejó atrás, aprendiendo a volar.”

Satyameva jayate”

Por Ricardo Barbar 


No hay comentarios:

Publicar un comentario